lunes, 26 de septiembre de 2016

Ducentésimo sexagésimo noveno y ducentésimo septuagésimo días del año.

Felices ducentésimo sexagésimo noveno y ducentésimo septuagésimo días del año.
Se acabó.
Ahora si que acabaron las vacaciones, si es que al último mes se pueden llamar así, en la playa hemos estado pero con obras varias que no acababan nunca.
Es algo que todos los años pienso cuando voy y cuando vuelvo, seguramente a mas os ocurra lo mismo.
Llegan las vacaciones vamos a la playa, al campo... oh oh oh oh, cierra casa, dejar todo recogido... llegas: abres y empieza por poner todo en orden y como no, una limpieza a fondo porque aunque se va de fines de semana no es lo mismo que llegar a pasar allí dos meses.
Llega la hora de vuelta, recoge, cierra, limpia... y si no, es porque algo falta, como ha pasado este año que las obras comenzaron cuando ya debíamos volver y se han alargado mas de lo que debían.
Preparas todo para la marcha y cuando ya vas a cerrar la puerta miras hacia atrás, hacia abajo, hacia arriba, hacia el lado y el otro lado y dices:
Ayyyyy pero que bonito y limpio está todo, como que ahora es cuando de verdad yo me quedaba de vacaciones.
Pero no puede ser, habrá que conformarse con los fines de semana y a esperar la jubilación.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

OFERTAS

Síguenos en Facebook