jueves, 30 de junio de 2016

Centésimo octogésimo segundo día del año.

Feliz centésimo octogésimo segundo día del año.
Hoy dedicado a la sensata juventud, es un escrito de la hija de una amiga.
Cabecita bien amueblada:
Cuando una todavía no entiende de política, no entiende de izquierdas ni de derechas. Cuando una va entendiendo de necesidades, de derechos y de responsabilidades, empieza a entender de política, y entonces se topa de cara con la "obligación" de pertenecer a uno de estos dos bandos. Se encuentra teniendo que adaptarse a una ideología ya creada, y, elija la que elija, aquella a la que se adapte va a ser odiada por el otro bando. Y entonces una deja de discutir sobre sus necesidades, sus derechos y sus responsabilidades. Y empieza a discutir sobre izquierdas y derechas. Y empieza a tener que discutir sobre qué lado es mejor que el otro. Y eso ni siquiera le interesa porque, para una, el lado que tenga en cuenta las necesidades, los derechos y las responsabilidades es el lado bueno, y malos son todos los demás. Y entonces una comprende que ningún lado es el bueno.
Cuando dejemos de mirar el dedo en vez de mirar la luna, dejaremos las izquierdas y las derechas, pondremos a cada uno en su lugar y empezaremos a discutir sobre necesidades, derechos y responsabilidades.


MAM

No hay comentarios:

Publicar un comentario

OFERTAS

Síguenos en Facebook