sábado, 30 de abril de 2016

Centésimo vigésimo primero día del año.

Feliz centésimo vigésimo primero día del año.
Hoy dedicado a mi madre.
Mi intención era solo decirte lo mucho que te quiero y agradecerte cómo eres pero eso es poco y mis dedos no han podido parar aquí. 
Desde que nací, has intentado hacer las cosas bien, o muy bien. Yo como madre se el miedo que se tiene a fallar, el miedo a equivocarse, el miedo a dejar de hacer cosas importantes o a hacer cosas que pudieran dañar y por ese motivo has estado siempre pendiente de que eso no ocurriera y lo has conseguido porque no puedo reprocharte nada.
Has vivido cosas duras en tu vida, algunas junto a mí. Me has dedicado y sigues día a día dándome energía para seguir viviendo, esa energía que tu tienes y no se de donde sacas.
Mama, dicen que por ley de vida tu te marcharás antes que yo (no creo mucho en esa ley de vida) y quiero decirte que siempre estará vivo en mí esos besos, esas caricias, esas palabras dichas a tiempo y a veces a destiempo pero siempre con cariño. Me siento muy orgullosa de tener la madre que tengo, no podría tener otra mejor.
Te quiero MAMA.

MAM




No hay comentarios:

Publicar un comentario

OFERTAS

Síguenos en Facebook