jueves, 24 de abril de 2014

Todo sucede por una razón...

Todo sucede por una razón, al menos eso creo y aunque existen enfermedades que nos parecen insuperables y no desearíamos nunca que las padecieran nuestros seres queridos, debemos no sufrir antes de tiempo porque si llega ese momento de lágrimas y sufrimiento tendremos que seguir adelante y sacar una sonrisa aunque nos cueste. Lo que si podemos, es ayudar a las familias que sufren en estos momentos, ponernos en su piel y conseguir echar una mano para que se encuentren soluciones lo antes posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

OFERTAS

Síguenos en Facebook