lunes, 7 de abril de 2014

¿Por qué se acaba el amor?...

Se enamoraron, se amaron y lo dejaron... Es el guión de muchas historias de pareja. A menudo, la causa para que una relación se rompa es que el amor ya no es suficiente pero a mi entender hay otras muchas causas y al parecer en esta época en la vivimos las parejas se rompen y no se lucha tanto como antes porque ese amor siga existiendo. 

El fin del amor romántico hacia la pareja es una experiencia tan triste como frecuente. Enamorarse sienta de maravilla. “Cuando nos enamoramos, nuestro organismo segrega más adrenalina y noradrenalina, hormonas que promueven la búsqueda del contacto físico. Y ese exceso hormonal puede durar como mucho dos o tres años”. Cuando ese subidón hormonal empieza a remitir, algunas personas echan tanto de menos esa sensación maravillosa que prefieren empezar de nuevo y no con la misma pareja, buscan otras, cuando se puede intentar volver a enamorarse de la misma persona porque si el amor ha disminuido, la atracción sexual no es la misma puede que sean por motivos ajenos al amor, por circunstancias de la vida que vivimos, el trabajo, el estrés, etc. 

El amor romántico es uno de los pilares de la pareja. Pero también debe haber compañerismo, una visión común del mundo y, muy importante, que las dos personas hayan tomado la decisión de que ya no van a seguir buscando, de que se han comprometido”, si esto no es así es cuando el amor se acaba porque los pilares no se construyeron como debían. 

Hay muchos motivos para que una relación pueda peligrar, sentirse atraído por otra persona. Hay que saber distinguir hasta qué punto se trata de un calentón, ya sea consumado o no, o de algo más que puede justificar el fin de la pareja.

El riesgo de equivocarse en este sentido es mayor para las personas que, por ejemplo, sólo han mantenido relaciones sexuales con su pareja “y no saben distinguir que, aunque el sexo vaya muy bien, no implica que vayan a enamorarse de esa persona”. Creo que las mujeres somos más realistas y nos damos cuenta de que la atracción no va a más pero en cambio muchos hombres rompen con su pareja, inician una nueva relación y no tardan en darse cuenta que los problemas son los mismos y se arrepienten. (No quiero decir que a la mujer no le pase esto pero pienso que menos). 

La llegada de los hijos, cambia la rutina de la pareja, la intimidad... muchas parejas rompen al poco tiempo de tener su primer hijo, la pareja no es de dos cuando hay amor, el amor puede ser compartido por todos los miembros que lleguen a nuestras vidas, hijos, familiares, amistades... 

Hay muchas parejas que están juntas sin que apenas haya amor romántico, se puede se amigo y estar toda la vida juntos, no sólo existe el enamoramiento, la atracción sexual... el cariño es importante, las aficiones y todo lo vivido después de muchos años juntos también debe pesar para no romper con tu pareja, claro que si te hacen daño es difícil y la mayoría de las veces no suele funcionar aunque cueste desenamorarse voluntariamente. Sorprende a tu pareja, lucha por enamorar a esa persona a la que quieres todos los días y eso es justo lo que una relación necesita para que perdure en toda la vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

OFERTAS

Síguenos en Facebook