jueves, 13 de marzo de 2014

Desear soñar con ser feliz...

Hay momentos que pienso que si se pudiera vivir siempre en los sueños yo creo que todos lo intentaríamos, porque la vida real es muy dura. 

Cuando llega la hora de ir a dormir piensas que por fin ha llegado el momento de poder soñar y que todo lo duro del día acaba y al menos soñando puedes vivir feliz. En el momento en el que pones tu cabeza en la almohada, te quedas mirando el techo pensando como ha transcurrido el día, las cosas positivas y negativas, las buenas y malas noticias y hay días que piensas negativamente y te preguntas que has hecho para que te esté pasando todo esto, si realmente te mereces lo que te está pasando, si has hecho alguna cosa como para estar recibiendo golpes por todas partes. 

Puedes pasarte mucho tiempo, tal vez horas y en ese espacio de tiempo entre estar despierta y dormida llegas a desear que el tiempo no exista porque siempre son mas los problemas que las alegrías. Hay noches que después de mirar una buen rato al techo y tener estos pensamientos tan negativos, aparecen lagrimas en tus ojos y crees que no puedes mas... poco a poco te quedas dormida y no quisieras despertar, quedarte soñando toda la vida, vivir siempre de sueños felices que tu misma has ido creando en tu imaginación y verlos hacerse realidad aunque sea dormida. 

En sueños si quieres no hay problemas, puedes volar, saltar alto, reír, abrazar a tus seres queridos que ya no están. Sueñas que eres feliz, lloras de risa, abrazas amigos y perdonas enemigos...puedes hacer lo que quieras pero... despiertas y vuelves a la realidad y a lo mejor ese día es bonito, tienes alguna sorpresa agradable, ganas de reír, quizás veas a un amigo que hace tiempo no ves y disfrutes de un buen rato charlando con él y al acabar el día, vuelves a mirar el techo te das cuenta que todo no es malo, que lo negro puede ser al día siguiente blanco y vuelves a desear soñar con ser feliz y esa noche no hay lagrimas en tus ojos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

OFERTAS

Síguenos en Facebook