miércoles, 19 de marzo de 2014

Bailemos hasta que duelan los pies...

El mañana no le está prometido a nadie. Por eso baila hasta que tus pies te duelan. Ríe hasta que te duela tu estomago. 

No olvides decirles te amo a todas esas personas que son especiales para ti. Puede que mañana no estemos aquí y no tengamos tiempo de haber dicho cuanto queremos a los que nos quieren.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

OFERTAS

Síguenos en Facebook